Deportes La Manga del Mar Menor

Deportes

UN PARAISO DE LOS DEPORTES NAUTICOS

El Mar Menor ofrece unas condiciones inmejorables para la práctica de los deportes náuticos durante todas las épocas del año. La creación de la Estación Náutica del Mar Menor han incidido en la mejora de la calidad de las instalaciones deportivas que ofrecen un gran abanico de posibilidades para todos los niveles, desde la iniciación hasta el entrenamiento profesional.
kitesurfA lo largo de La Manga existen once escuelas de vela que facilitan la práctica de los deportes náuticos sin grandes desplazamientos. Todas ellas están dotadas con los mejores equipos y ofrecen cursos de vela ligera y windsurfing para todos los niveles, impartidos por monitores titulados que son capaces de hacerse entender en varios idiomas. En muchas de ellas se organizan cursos de catamaranes, navegación en piragüa, esquí acuático, motonáutica y buceo. Las instalaciones, situadas en un entorno idílico, cuentan con servicios complementarios como guardatablas, primeros auxilios, alquiler de material náutico, vestuarios, duchas, aulas para clase, bar-restaurante, sombrillas, hamacas, y algunas de ellas con alojamientos propios.
Funcionan, además, en La Manga, cuatro puertos deportivos con todos los servicios necesarios para satisfacer las demandas de los barcos y sus tripulantes. Las tranquilas aguas del Mar Menor constituyen un lugar único para iniciarse en los deportes náuticos. La elevada temperatura de sus aguas y la escasa profundidad hacen que el aprendizaje sea mucho más sencillo y seguro que en mar abierto. No obstante, a través del Canal del Estacio, cualquier tipo de embarcación deportiva puede salir del Mar Menor y disfrutar de un agradable día visitando la isla Grosa, el Farallón o las Islas Hormigas.

windsurf la mangaLos aficionados a la natación pueden tener siempre la certeza de contar con aguas tranquilas para la práctica de su deporte favorito. La benignidad del clima asegura la calidez de las aguas. Los vientos predominantes, tan apreciados por los aficionados a la vela, respetan siempre una de las riberas de La Manga, por lo que la existencia de aguas tranquilas está siempre asegurada. Por algo la actriz Esther William, en una visita que realizó al Mar Menor, calificó la laguna como la mayor piscina del mundo.
La práctica del buceo se ha extendido enormemente en la zona durante los últimos años. La presencia de yacimientos arqueológicos submarinos, barcos hundidos y numerosos bajos ha convertido el entorno de La Manga y Cabo de Palos en uno de los preferidos por los buceadores españoles. La visita al bajo de Fuera, donde se encuentran restos de barcos hundidos como El Sirio, el Nord-América o el Minerva, ofrece la posibilidad de contemplar la riqueza subacuática de la zona en todo su esplendor. La gran variedad de especies animales y vegetales puede ser perfectamente apreciada gracias a la impresionante visibilidad que presentan las aguas durante todas las épocas del año. Tanto en Cabo de Palos como en La Manga existen clubes de buceo que organizan cursos durante todo el año y salidas diarias en barco. También es posible alquilar en ellas todo tipo de material subacuático.

golf-la-manga-clubAdemás de los deportes náuticos, La Manga ofrece grandes posibilidades para la práctica de otros deportes. Hay varios clubes deportivos con pistas de tenis, paddle, squash, go-kart, patinaje, etc. La existencia de un carril especial para bicicletas y la ausencia de pendientes, salvo el Monte Blanco, convierten a La Manga en un lugar privilegiado para la práctica del ciclismo.
La cercana Sierra de Cartagena, junto al Parque Natural de Calblanque, es un lugar idóneo para la práctica del senderismo y la realización de rutas con bicicletas de montaña. Existe además en las inmediaciones un complejo de primera clase para la práctica del golf y otros centros especializados en deportes de riesgo como montañismo, ala delta o paracaidismo. Varios centros hípicos en la zona hacen posible cabalgar por senderos de montaña, olorosos limonares o solitarias playas de fina arena.