Inmobiliarias La Manga del Mar Menor

Inmobiliarias

chicainmo
ofertainmobiliaria




La peculiar forma de esta estrecha lengua de arena que es La Manga atrae cada año a miles de personas que quieren disfrutar de un entorno paradisíaco con unas condiciones climatológicas privilegiadas. A lo largo de los 44 kilómetros de playas que ofrece La Manga se levantan distintos tipos de edificaciones, todos ellos caracterizados por su cercanía al mar.

Las personas que acuden a La Manga no tienen que preocuparse por encontrar un alojamiento en primera línea de playa. Es difícil no hallarlo, si se tiene en cuenta que la anchura mínima de la franja de arena es menor de 100 metros y la máxima apenas llega al kilómetro y medio.

Las oficinas dedicadas a la venta y alquiler de apartamentos, chalets, dúplex y todo tipo de alojamientos permanecen abiertas durante todo el año. Gracias a la puesta en marcha de la Estación Náutica del Mar Menor, existen paquetes integrados que incluyen el alojamiento y la práctica de los deportes náuticos a unos precios muy interesantes.

La mayor parte de las viviendas se encuentra en zonas residenciales donde se garantiza el fácil acceso a todos los servicios básicos. Muchas de ellas cuentan con supermercados propios, una amplia variedad de restaurantes y cafeterías, y otras tiendas como ferreterías, peluquerías, librerías, tiendas de ropa y regalos, y un largo etcétera. Algunas disponen además de zonas verdes y recreativas, con piscinas y parques infantiles. Desde diversos puntos es posible realizar excursiones por el Mar Menor, visitando las islas de la laguna, incluyendo la isla Perdiguera donde existen varios chiringuitos que funcionan durante todo el verano.

La Manga ofrece distintas posibilidades en materia de alojamiento. En sus primeros kilómetros se encuentran las zonas más pobladas, indicadas para los jóvenes que prefieren estar cerca de los sitios de marcha. La Manga está dividida en dos términos municipales. Hasta el Monte Blanco pertenece al Ayuntamiento de Cartagena y a partir de El Zoco se entra en el municipio de San Javier. Según se avanza hacia el norte, el terreno aparece mucho más despejado y las altas edificaciones son sustituidas por residenciales de planta baja que disfrutan de un ambiente mucho más tranquilo. En torno a los puertos deportivos y las escuelas de vela existen alojamientos de variadas características, ideales para los aficionados de los deportes náuticos.

La oferta inmobiliaria se ajusta además a todos los bolsillos. Desde los pequeños estudios a los grandes chalets, existe una amplia posibilidad de elección. En La Manga conviven edificaciones de los años sesenta y construcciones nuevas, dotadas con todas las comodidades para disfrutar de la vivienda durante todas las épocas del año.